Pin It

Widgets

Alfredo Palacios

Visita La Plata | 6:48 | 0 comentarios

Sobre la esquina de 7 y 50 un humilde busto observa el transcurso diario de la ciudad, es la figura de un histórico personaje de la ciencia, la cultura y el arte platense; incluso fue la llave hacía los primeros derechos sociales del país.

El doctor Alfredo Palacios nació el 10 de agosto de 1880 en la ciudad de Buenos Aires, ciudad dónde terminó sus estudios y colocó en su casa la placa: “Abogado. Atiende gratis a los pobres”.
En marzo de 1904 el Dr Alfredo Lorenzo Palacios fue electo Diputado en representación del Partido Socialista, el primero en Latinoamérica y en oposición a la hegemonía del PAN (partido ultra-conservador ligado a múltiples fraudes electorales). Desde entonces su carrera entró en la historia como uno de los máximos representantes de los derechos laborales.

En junio de 1918 estalló el movimiento por la Reforma Universitaria en la ciudad de Córdoba, y pronto se expandió por toda Latinoamérica. El doctor Palacios fue uno de los primeros en respaldar la lucha por la modernización de las Casas de Altos Estudios, por lo cuál en 1925 fue nombrado “Maestro de la Juventud” durante el Primer Congreso Iberoamericano de Estudiantes.
Fue profesor en la creciente Facultad de Ciencias Jurídicas de La Plata. En 1922 se lo nombró Decano, y finalmente el 27 de junio de 1941 fue electo como Rector de la UNLP para consolidar el proceso reformista.
Desde los diferentes cargos que ocupó dentro de la Universidad modernizó los planes de estudio y los métodos de enseñanza, implementó la creación de seminarios interdisciplinarios y laboratorios, y promovió una visión científica, humana y latinoamericana del Profesional; en oposición a las visiones estrictamente técnicas.

En un corto periodo promocionó el estudio del urbanismo, la seguridad social y diferentes ramas de la cultura. Propició la creación del Instituto de aeronáutica, la sección niñas de la Escuela Graduada "Joaquín V. González", el Instituto Iberoamericano, la incorporación de la casa-museo Samay Huasi (La Rioja) y la creación del Instituto de Teatro de la UNLP.
Estas obras, junto a sus antecesores, permitieron ampliar la cantidad de inscriptos y graduados. Se consolidaron los trabajos de extensiones y el rol de la Universidad con la sociedad. Se propició el vínculo y permanencia con los graduados por medio de cursos y congresos. La Institución se forjó como un faro para la investigación de los problemas e identidades latinoamericanas.
Por desgracia en octubre de 1943 el flameante Rector fue desplazado del cargo, y junto con él se intentó eliminar el programa reformista. Un Golpe Militar azotó el país y trajo una ola de creencias conservadoras filo-fascistas. Legalmente las Universidades poseían autonomía, pero esto no frenó a las nuevas autoridades totalitarias que generarían una persecución ideológica y una sistemática fuga de cerebros.

La mayor herencia del Dr Alfredo Palacios en la universidad no es directamente tangible, pero si presente en cientos de miles de personas que pasaron por la Casa de Altos Estudios. Personas que han aceptado y compartido el compromiso social de la institución, la solidaridad, el método científico, los valores culturales y las creencias democráticas. Pese a las décadas de represión e intentos de modificar el rol de las universidades, estas jamás fueron doblegadas con la represión, persecución, fugas e imposiciones de anti-reformistas.
Parte de la visión intelectual de estos años se materializó en el inmenso monumento “Los Cinco Sabios” que la Universidad donó en 1942 a la Ciudad de La Plata. Ubicado a pocos metros del Museo de Ciencias Naturales, se trata un complejo de cinco bustos que conmemoran a: Pedro Palacios Almafuerte, Juan Vucetich, Carlos Spegazzini, Alejandro Korn y Florentino Ameghino.


El Político

Es prácticamente imposible resumir la trayectoria política de un incansable luchador por los derechos laborales y sociales como Alfredo Palacios, siempre faltarán anécdotas y palabras.
En 1904, enfrentando los fraudes de los votos cantados, fue electo diputado por el barrio de la Boca. En aquellos años no existían ni las mínimas leyes laborales; peor aun, se habían aprobaron legislaciones xenófobas y represivas para expulsar a los inmigrantes que ayudaron a construir el país desde 1880.
En sus diferentes roles legislativos como diputado y senador promovió los derechos de las mujeres, los niños y los trabajadores. Entre sus trabajos más destacados se debe mencionar: el Descanso Dominical, el Sábado Ingles, la Protección del Trabajo de Mujeres y Niños, la Jornada Laboral de 8 horas, la Protección ante Accidentes de Trabajo, el pago obligatorio en moneda nacional (y no en vales), estatuto docente, y la ley silla. Además fue el promotor del primer proyecto de ley para el sufragio femenino (1911).
Entre sus obras académicas más importantes se encuentran “El nuevo derecho, Esteban Echeverría: albacea del pensamiento de Mayo”, “La miseria, El dolor argentino” y “Las Islas Malvinas, Archipiélago Argentino”. Este último es el primer informe legal argentino que aborda el litigio por la soberanía de las Islas Malvinas. Su publicación en 1934 marca el inicio de los reclamos nacionales frente a Gran Bretaña y la impresión obligatoria de las islas en los mapas como parte del territorio argentino.

El Doctor Alfredo Palacios falleció el 20 de abril de 1965 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Su nombre se puede ver en los salones de la Universidad Nacional de La Plata
En 1996 se aprobó la colocación de su monolito en la plazoleta de 7 y 50, junto a Plaza San Martín, una escultura realizada por artista plástico platense Carlos Walter Butin. La idea fue promovida por la Universidad Popular Alejandro Korn (UPAK) y el Partido Socialista.

Archivado en:: , ,

0 comentarios