Pin It

Widgets

Científicos de la UNLP viajarán a Egipto

visita la plata | 16:00 |

Dentro de un mes un equipo de 25 investigadores argentinos viajarán a medio oriente para descubrir los secretos aun no develados del Antiguo Egipto. Visitarán a la orilla del Río Nilo, a la ciudad de Luxor, dónde se encuentra una misteriosa tumba de 3.500 años aun no explorada. El proyecto es impulsado por la UNLP-Conicet en conjunto con la UBA, UNC y UFTM (Brasil).

El Secreto de TT 318.
El “Proyecto Amenmose” explorará la tumba de un importante encargado de canteras que falleció en el año 1550 Antes de Cristo. La misma se encuentra una de las colinas de la Antigua Tebas Occidental, dónde descansan dignatarios y nobles de alto y medio rango. Se calcula que existen cerca de 500 tumbas que constituyen uno de las mayores fuentes de información del antiguo Egipto. Pese a la importancia y la continua presencia de investigadores, TT 318 prácticamente es un misterio; solo existe una mención científica del siglo XVIII, una observación norteamericana de 1960 y una misión japonesa. 
Se trata de una tumba pequeña, de uno 40 metros cúbicos, con un 1,65 metros de alto. No existen documentos sobre los grabados y pinturas, ni tampoco grandes trabajos de conservación. La arqueóloga Liliana Manzi (UBA) explicó que uno de los mayores desafíos es poder encontrar y despejar el ingreso a la tumba, el cual aun es desconocido y podría encerrar grandes tesoros arqueológicos.

Durante los trabajos se espera hallar inscripciones, parte de estatuas de dioses en madera, conos funerarios con nombres, fragmentos de relieves con caras de personas. Aunque es improbable, no se descarta el hallazgo de algún sarcófago ya que nunca se investigó en la tumba.
Amenmose fue un cantero de la necrópolis de Amón que vivió durante los reinados de Hathsepsut y Tutmosis III, en torno a los años 1479-1458 antes de Cristo, uno de los periodos más importantes. Inicialmente el imperio se encontraba sumergido en una guerra civil por la sucesión del trono, el cuál finalmente quedó para Tutmosis III, un joven príncipe que ni siquiera era hijo de una “esposa segunda” del difunto Tutmosis II. Pero tras superar las rivalidades con su madrastra y los sacerdotes, comenzó un proceso de renovación y esplendor. Bajo su gobierno el Imperio alcanzó su máxima extensión territorial, prosperó el comercio y se iniciaron grandes obras de infraestructura/monumental. Se espera poder descubrir qué rol tuvo Amenmose durante estos años de prosperidad.

Un viaje a pulmón:
El próximo 13 de enero comenzará la travesía rumbo al Antiguo Egipto, un equipo de 15 persona para el trabajo de campo. Todo el proyecto es dirigido por la Doctora en Historia Andrea Zingarelli, profesora de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (UNLP) y miembro del “Centro de Estudios de Sociedades Precapitalistas (Conicet). Los trabajos de exploración estarán supervisados por la Arqueóloga y Antropóloga Liliana Manzi (UBA).
El proyecto tiene su sede en el Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales (UNLP-CONICET) de La Plata, pero también colaboran graduados y estudiantes avanzados de la Facultad de Humanidades de la UNLP, de la UBA y de la UFTM de Brasil.
Lamentablemente el mayor desafío de la iniciativa es superar la barrera económica. La falta de un fuerte financiamiento hace que los integrantes deban pagar sus propios gastos de traslados, consumos cotidianos y el peso extra para el traslado de las herramientas de trabajo. Se requieren 90 mil pesos por cada pasaje y al menos 6.000 dólares extras para los gastos campaña.
Para financiar parte del viaje se creó la “Asociación Civil Misión Argentina Amenmose en Tebas” y un proyecto dentro de la página de fondeo “Idea.me”. Mediante este sitio web pueden realizarse donaciones que varía entre los $100 y $5000. A modo de agradecimiento se entregarán menciones, certificados y merchandising. Desde Argentina se puede abonar con tarjeta de crédito, mercado pago, billeteras virtuales y efectivo.
A Zingarelli y Manzi las acompañarán en Luxor 11 investigadores, entre los que hay especialistas en historia, arqueología y antropología. Ellos son Silvana Yomaha, Silvana Fantechi, Eva Calomino, Fabio de Moraes Lima, María de los Ángeles Suárez, María Sarmiento, Miriam Hara, Leila Salem, María Belén Castro, Pablo Rosell y Yésica Leguizamón. En Argentina se quedará la otra parte del grupo que colaborará a distancia: Agustina Andrade, Martín Rodríguez, Silvina Gómez, Amalia Petrongolo, Juan Wasiuniec, Victoria Romero y Héctor Gerván.



Pasión por la Egiptología.
Esta no es la primera ocasión en que la Universidad Nacional de La Plata posee proyectos e interés en el Antiguo Egipto. Con más de 300 piezas, el Museo de Ciencias Naturales posee segunda mayor Colección Egipcia de Latinoamérica. La mayoría proviene del “Complejo Aksha”, pertenecientes al periodo del faraón Seti I y Ramsés II (1279-1212 ac).
A diferencia de otras recopilaciones surgidas a partir del colonialismo y la expropiación de riquezas regionales, los objetos exhibidos en La Plata son una donación oficial del gobierno de Sudán. Entre 1961 y 1963 el egiptólogo argentino Abraham Rosenvasser (UNLP) realizó una serie de excavaciones para rescatar y trasladar un templo de Ramses II, el cuál iba ser perjudicado por la construcción de la represa Asuán.
Varios miembros del grupo que viajarán en esta ocasión ya tienen experiencia. La Doctora Andrea Zingarelli estuvo en la península del Sinaí junto a Perla Fuscaldo en 1995, cuándo se hallaron dos nuevas edificaciones del siglo VII a.c. Uno de ellos fue realizado por la especialista y Directora de la Misión, Violeta Pereyra, publicó el hallazgo de la Tumba Neferhotep (1999). Durante aquellos años también se descubrieron fortificaciones de adobe, calcos y escritos.
Otra de las especialistas que viajarán en esta ocasión es Leila Salem (UNLP), quien logró la traducción del Papiro Berlín 3033, el cuál trata de 5 obras de literatura antigua.


También te puede interesar:

Archivado en:: , ,