Pin It

Widgets

Centro Cultural Islas Malvinas

visita la plata | 2:20 |


Cuándo a cultura se refiere, la ciudad de La Plata ofrece una amplia variedad de lugares, pero el “Islas Malvinas” resalta por su complejidad e historia. Construido en 1912 como parte del histórico Regimiento de Infantería N°7, actualmente es uno de los mayores escenarios policulturales de la región.

Emplazado en el ala noroeste de la Plaza Malvinas Argentinas (19 y 52), recién tomó su actual identidad en el año 1998. Un suceso que marcó una etapa de cicatrización, memoria y reconciliación de la historia nacional.
El edificio fue construido en 1912 cuándo el Ejército Argentino tomó posesión de la plaza. Desde entonces funcionó como el Casino de Oficiales y de las dependencias superiores. Enmarcados entre el periodo de 1912 y 1983, este lugar fue escenario de los mejores y peores actos de las Fuerzas Armadas; desde el golpe de 1930 y los fusilamientos, hasta la gesta de la Guerra de Malvinas. Gracias al retorno de la democracia y la consecuente re-estructuración del Estado-Nación, la Municipalidad pudo retomar el control del predio y convertirlo en lo que siempre debió ser: "una plaza pública".
La recuperación del predio implicó una gran reforma de los espacios, pero se decidió que el Casino de Oficiales sea conservado como "Centro Cultural Multifunción". En total posee 1600 metros cuadrados cubiertos y un patio interno de 900m2 que posee un mini-escenario a cielo abierto. Eventualmente los fines de semana suelen organizarse recitales, show de teatro, encuentros de narración literaria o ciclos de cine al aire libre.

      

Dentro del sector cubierto del Centro Cultural funiconan tres salas de arte, una de ellas es el MUGOFO: Museo Galería de Fotografía. También cuenta con un auditorio con capacidad de 300 personas y un microcine denominada “Sala INCAA EcoSelect Municipal”. Este último fue reacondicionado en 2017 transformándose en el primer cine de energía solar en Latinoamérica y segundo en el mundo.
Como complemento de sus servicios culturales, el lugar ofrece un importante espacio de gastronomía, una videoteca de cine arte y un cibercafé. 

Con el paso de los años la Plaza y el Centro Cultural fueron tomando prominencia no solo como lugar de encuentro sino también como escenario de grandes eventos. El más importante fue el 9 de julio de 2016 cómo epicentro platense de la “Gran Vigilia del Bicentenario”, por los 200 años de la independencia argentina. Ese mismo día se reabrió al público un túnel militar-administrativo secreto que se encontraba en la plaza. Este hallazgo fue gracias al trabajo ad-honorem del investigador Ezequiel Aldazábal. (Video - Charla Pública de Apertura).
Frente al Centro Cultural también se han realizado multitudinarios eventos como la celebración del "Año Nuevo Chino" y el "Festival Japón Vive".


El Edificio
A simple vista pareciera no tratarse de un edificio con tantos detalles como otros palacios de la ciudad de La Plata, pero el contraste puede engañar. 
La entrada principal se identifica claramente por el inmenso frontón triangular rebajado, propio de las construcciones clásicas. A los costados de dicha entrada y en los extremos del edificio se elevan pilastras (columnas) y capiteles románicos geométricos. Mientras que la estética es culminada con el Escudo Nacional en el interior del frontis y una delimitación de balaustres en el techo.
Desde lo lejos el edificio posee una simetría perfecta, homogénea y carente de mayores detalles. Incluso la fachada exterior tiene la apariencia de haber sido construida con grandes bloques de piedra blanca, aunque esta es solo una terminación ornamental. Al ingresar al Centro Cultural se puede observar que fue edificado a base del tradicional ladrillo rojo. Esta situación hace sintonía con el momento e ideología dominantes a principios del siglo XX dentro de la política y las fuerzas armadas: una oligarquía conservadora que observaba mucho la rigidez imperial europea. De este modo la arquitectura del Centro Cultural representa estos conceptos destacando la arquitectura clásica en las puertas; pero en contraste con una fachada dominantemente homogénea, rígida, estéril e imponente que evoca a la verticalidad e inmutable presencia de un orden de poder vertical unidireccional.
Con el retorno a la democracia y la resignificación del espacio también se consolidó un pequeño jardín circundante al Centro Cultural. Bautizado como “El Bosque de los Caídos”, se trata de un pequeño recorrido muy emotivo.  El mismo se compone por 36 árboles y placas que recuerdan a cada uno de los fallecidos durante el Conflicto de Malvinas (1982).
En el Patio interno del Centro Cultural y en la Plaza también se encuentran numerosas placas y murales que recuerdan diversos sucesos de la historia nacional y local, algunos felices y otros trágicos. Antes de que el predio fuera expropiado por el gobierno nacional, el lugar se llamaba "Plaza Sarmiento" y era sede de la primera cancha de fútbol el Club Estudiantes de La Plata, dónde el equipo ganó su primer enfrentamiento de local con Nacional Jr el 7 de noviembre de 1905.
Ya entrada la era de administración militar, el Presidente Constitucional Hipólito Yrigoyen encontró refugio frente al Golpe de Estado de 1930, aunque finalmente aquí fue dónde firmó la rendición antes de ser apresado rumbo a la Isla Martín García. Años más tarde se transformó en un sitio aun tenebroso dónde se mantuvieron cautivos y se fusiló a disidentes militares y políticos durante las sucesivas dictaduras (1930-32, 1943-46, 1955-58, 1966-73).

      



https://www.visitalaplata.com.ar/2019/12/ayudanos-crecer.html

Archivado en:: , ,