Pin It

Widgets

Feliz Día del Amigo

Visita La Plata | 14:41 | 0 comentarios

Suele afirmarse que “El Día del Amigo” es una celebración con fines comerciales, pero observar este mínimo aspecto de la fecha es dejar que un árbol oculte un gigantesco hermoso bosque. La amistad es mucho más que regalos o salidas, y en consecuencia su fiesta también.

Cuándo el 20 de julio se aproxima una incontable cantidad de memes, videos y mensajes comienzan a cubrir las redes sociales y celulares. Una previa que conciente o inconcientemente nos lleva a recordar a las nuevas y viejas amistades; situación que pronto se convierte en la excusa perfecta para realizar un llamado y/o concretar los tan postergados reencuentros.
Cuánto más cerca el 20 de julio y su fin de semana, más caóticos parecen los mensajes y las agendas: amigos de la primaria, amigos de la secundaria, amigos de la facultad o cursos, amigos del barrio, amigos de los picados, amigos del trabajo, amigos de Internet, amigos del club y amigos que aparecieron sin explicación de la vida; todos enviando y recibiendo mensajes.

Monumento Isola Di Sardegna
La amistad no tiene una explicación exacta ni fórmulas, salvo por la intensa empatía y compromiso desinteresado que la sostiene. Un reencuentro en un bar, unos mates en la plaza o una tarde en casa es suficiente para superar cualquier barrera de distancia, tiempo o enemistad; pues la amistad rara vez termina para siempre. Más bien una de las mayores virtudes es que vive en los recuerdos y aprendizajes que llevamos con nosotros mismos. ¿Acaso gran parte de nuestras anécdotas de vida no incluyen a amistades que ya no vemos pero marcaron un momento?

En una ciudad como La Plata esto se ve mucho en personas todas las edades, barrios y extractos sociales. Vivimos en una urbe que nos impulsa a la integración. La magnífica rambla de avenida circunvalación podría narrar mil historias sobre amistades interbarriales que se formaron en las canchitas de fútbol, en los clubs de bochas y los circuitos deportivos. El Bosque, Plaza Moreno y el Parque Saavedra pueden testificar las risas de las gigantescas rondas de mate. Los pasillos de cada instituto terciario o universitario fueron y son espectadores de las incontables amistades surgidas desde el compañerismo. Incluso pese a las históricas rivalidades entre colegios secundarios, también existen históricos los lazos entre las escuelas porque pese a todo comparten un territorio, una experiencia y miles de chancees de sana competencia. Puede haber diferencias entre “pinchas” y “triperos”, entre “Albert Thomas” y “Colegio Nacional”, “San Luis” y “San Vicente”, o entre los “Normales”; pero todo queda atrás cuándo se compara con los lazos de amistad.
Los platenses tenemos varias fechas que nos unifican por diversos motivos. Desde Berisso, la Fiesta provincial del Inmigrante recuerda los lazos de los primeros habitantes de la región, quienes dejaron sus diferencias para construir nuestras ciudades y una vida para todo. En Fin de Año todos los barrios se congregan para construir gigantescos muñecos, una excusa para despedir y comenzar el año con los amigos. El día del Estudiante, pese a la trágica marca histórica que acompaña, también es la unión y amistad entre los colegios secundarios para reclamar por los derechos arrebatados.

Tradicional Quema de Muñecos
El 20 de Julio los platenses, los argentinos y millones de personas salen a celebrar. Pero no lo hacen manipulados por la mano fantasma del sistema comercial, sino más bien es un empujón emocional personal y colectivo que intenta homenajear a las mejores experiencias de la vida. ¿Acaso se puede comparar toda la inversión material-mercantil de un placentero día con amigos? ¿Tiene precio la ayuda desinteresada recibida en las peores tragedias de la vida? ¿Cuánto vale la mano solidaria de un amigo? ¿Cómo catalogar el valor de aquél chiste o aventura que tantas anécdotas nos dejó?
Si, tal vez no sea justo que una fecha nos diga cuándo celebrar la amistad; lo ideal sería que todos los días la festejemos. ¿Pero qué se gana reprochando la existencia del 20 de julio? Ni siquiera fue el invento de un malvado empresario que necesitaba pagar la cuota de su automóvil importado. El origen del 20 de Julio se remonta a la vida de un humilde filántropo.

Bicentenario de Don Bosco
Fue Enrique Febbraro, quien durante sus años de locutor nacional se preguntaba porqué las “Fiestas Nacionales” rendían culto a evento patrios (militares y políticos) pero nunca a las grandes virtudes humanas. Él docente, odontólogo, músico, filósofo y comunicador; es decir una vida entregada completamente al servicio social. Finalmente el 20 de julio de 1969 decidió pasar a la acción; envió 1000 cartas a personas de diferentes países proponiendo y saludando por “el Día del Amigo”. Aquél año recibió 700 respuestas. Este megaobjetivo no tardó en consolidarse, cubrió todo el territorio nacional y se consolidó en otros países. Incluso hasta se matizó con las siempre presentes historias masónicas. A fin de cuentas Febbraro habría sido un alto miembro de las Logias, al igual que el astronauta Edwin Aldrin.

Enrique Febbraro falleció el 4 de noviembre de 2008, pero su legado perdura y crece cada año. En su última entrevista, dada al diario La Voz del Interior, resumió el verdadero espíritu de la fecha: "La amistad es la virtud más sobresaliente porque es desinteresada de todas maneras". Por lo cuál cabe preguntarse nuevamente ¿Porqué no festejarla? A fin de cuentas la “amistad” es una de esas características humanas que nos une y hermana dentro de la heterogeneidad, muchas veces tristemente solo empleada para separarnos.


¡¡¡Feliz Día del Amigo, queridos vecinos y amigos!!


PH de Portada:  Experiencia Mundial de Contacto Visual - Edición 2017

Archivado en:: , ,

0 comentarios