Pin It

Widgets

El Primer Plato Volador de Sudamérica

Visita La Plata | 23:34 | 0 comentarios

Era una típica noche fría de viernes invernal cuándo una intensa y desconocida luz violácea surcó el cielo platense. Desde entonces el suceso entró a la historia mundial cómo el primer avistaje de un Objeto Volador No Identificado en Sudamérica.

Aquel 11 de julio de 1947, con una temperatura cercana a los 0°C, transcurría con total normalidad, hasta que todo cambió para los vecinos del Parque Vucetich (25 y 52). En el cielo apareció una fuerte e inusual luz, para algunos era violácea y para otros fue rojiza. Pronto se vislumbraron como una flotilla que se suspendían en el cielo y lo recorría repentinamente a altas velocidades. Un espectáculo único que habría durado unos 15 minutos y atrajo la atención de decenas de vecinos.

Las luces aparecieron desde el Este, narraron los testigos a los diarios. Zigzaguearon por el cielo nocturno a una altura indeterminada. Por un momento se posaron, quedaron inmóviles sobre uno de los árboles y desaparecieron en dirección Oeste. Años más tarde, en 2017, la Fundación Argentina de Ovnilogía (FAO) y los “Investigadores de Campo Ovni Unidos” (ICOU) colocaron una placa conmemorativa.
El suceso despertó toda clase de sentimientos, opiniones y reacciones. “Ya comenzaron a volar sobre nuestro cielo los platillos voladores que tanto preocupan y tanto están dando que hablar en el mundo”, expresó un cronista de un medio local. En oposición también se sumaron las tiras cómicas satirizando el origen de las misteriosas luces.

Luego se supo que en otras ciudades del mundo también se habría notificado la aparición de extrañas luces en el cielo de Milán (Italia) y Skotfoss (Noruega). Durante los días siguientes se habrían observado en Chile, Brasil y Uruguay.

Real o no, el avistaje no fue un momento cualquiera. El 24 de junio el testimonio del piloto privado Kenneth A. Arnold se viralizó por el mundo como el primer avistaje en suelo norteamericano, aunque ya existían casos previos. Pocos días después, el 2 de julio, ocurriría uno de los sucesos de más impacto en la historia de la ovnilogía, el Accidente de Roswell.

Con el paso de los años la historia del Parque Vucetich no pudo aclararse. Están los vecinos que creen en la visita de lo ovnis, otros creen que fue producto de una histeria colectiva del momento, y finalmente muchos ya ni conocen la misteriosa experiencia. Sea cual sea la verdad, aquel viernes 11 de julio de 1947 marcó un antes y un después. Con el paso de los años los testimonios se transformaron en casi leyendas. Resurgieron en los años 70-80 en el Barrio Monasterio y la Avenida 72; y actualmente con nuevas filmaciones con celulares.



También te puede interesar:

Archivado en::

0 comentarios