Pin It

Widgets

Virus, el Rock Transgresor de los 80

visita la plata | 20:07 | 0 comentarios

Llegados los años 80 y el fin de las dictaduras militares, una transgresora ola de liberación recorrió Latinoamérica, y entre su bruma emergió la mítica banda de rock Virus. Oriundos de La Plata, y encabezados por Federico Moura, debutaron un 11 de enero de 1980.

Este sábado a la noche te paso a buscar
a bailar el Wadu-Wadu que te va a gustar
Su origen se remonta al año 1979 cuando las bandas platenses Marabunta y Las Violetas se fusionaron para formar “Duro”. Por aquél entonces se conformaba con Laura Gallegos en voz, Julio Moura en guitarra y coros, Ricardo Serra en segunda guitarra, Marcelo Moura en percusión y coros, Mario Serra en batería, y Enrique Mugetti en bajo. Si bien el resultado obtenido era satisfactorio, aun no era nivel ideal que buscaban y comenzaron a buscar un nuevo cantante.
En aquellos años Federico Moura vivía en Brasil, y en un viaje fugaz, sus hermanos Marcelo y Julio le propusieron incorporarse al nuevo proyecto. Con la re-configuración, Marcelo Moura pasó a los teclados, y Mario Serra quedó como baterista estable. 
La elección del nombre que quedaría grabado en la historia el rock latinoamericano surgió como anécdota del viaje. En el trayecto Julio Moura contrajo una fuerte gripe que le valió el apodo de "Virus".
Tras el debut de enero de 1980 recorrieron durante un año bares y clubes e la región. Finalmente el 21 de septiembre de 1981 llegó el primer gran recital, el Festival Prima Rock de Ezeiza. La nueva propuesta de sonido y la estética de Virus no fue no agrado para el público, quienes arrojar naranjas al escenario; no estaban acostumbrados a la idea un rock alegre y bailable. Pero ni lento ni perezoso, Federico demostró su agilidad mental y sarcasmo que lo caracterizaba. Pateo las naranjas y replicó: “Levantamo' el culo del piso, y bailamos un poco. ¡Muestren como hacen temblequear sus piernuchas!”. Tras el recital, su Julio Moura recordó que su hermano le dijo: “Pero boludo ¿no viste que mientras tiraban naranjas bailaban?
Aquel innovador sonido y actitud desafiante despertó la curiosidad de los representantes discográficos. Una semana más tarde la CBS (Sony Music) los llevó a grabar el primer disco (Wadu Wadu). La ex-vocalista Laura Gallego participó en los coros bajo el apellido Dillon. Bajo este logro se consolidaron a la cabeza del estilo New Wave y los movimientos underground. Pese a la furiosa crítica inicial,  paulatinamente el disco se consolidó en el público. En 2007 la revista Rolling Stone lo incluiría en la lista de los 100 mejores álbumes del rock argentino (#54).


“Virus” marcó un giro en la vida cotidiana y del rock nacional. Se les criticaba por ser frívolos ante la situación del país, sus letras no abordaban los temas sociales “serios”, pero una vez más la banda demostró su agudeza: En su momento Federico declaró “No es tan complicado, nuestras letras son simples. El que no las pesca es porque no piensa”.
Lo que no sabían muchos de sus detractores es que la familia Moura tenía un desaparecido, Jorge Moura. Años más tarde, Julio Moura, en un afirmó que la creación de Virus, con su estética transgresora y letras alegres, fue una herramienta para expresar el dolor, romper con la opresión del momento y contrarrestar la depresión del ambiente social. (Rockeros – Canal A - 2008).
Cuando en 1982 se desató la Guerra de Malvinas, la dictadura militar organizó diversos eventos para recaudar fondos y donativos. El 16 de mayo de 1982 se realizó el Festival de la Solidaridad Latinoamericana, más de 60 mil personas escucharon a artistas de renombre, pero la banda liderada por Federico Moura rechazó la invitación. En 2012 Marcelo Moura explicó en una entrevista para Canal Encuentro que: “Nos negamos a participar, y finalmente fue lo que fue. Todo lo que se recaudo fue a para a las casas de los militares, no les llegó nada a los soldados (...), pero creo que todos los músicos que participaron lo hicieron creyendo de que estaban haciendo un bien”. Durante los 74 días del conflicto se recaudaron más de 54 millones de dólares, más toneladas de comida y ropa que fueron desechadas. Hasta la actualidad no existe consenso sobre el destino final de las donaciones económicas y materiales. 


A la vida hay que hacerle el amor. 
Sin Drama, con locura y pasión.
Junto al retorno de la democracia argentina, el 10 de diciembre de 1983, Virus grabó su tercer álbum, el cual los llevaría a la fama absoluta: “Agujero Interior”. Nuevamente bajo la firma de CBS (Sony Music) las letras encarnaron la liberación que vivía el país, aunque sin liberarse de las continuas críticas conservadoras.
En 1984 llegó el título “Relax”, controvertido por  ser el más directo en alusiones al placer sexual. Al año siguiente se presentó “Locura”, el cual vendió más de 200 mil copias no digitales y rompió con las fronteras nacionales. En pleno apogeo comenzaron sus giras por Perú, Paraguay y Brasil. La visita a Chile fue particularmente especial, las tensiones limítrofes casi generaron una guerra en 1978 y la rivalidad nacionalista estaba muy presente. Aun así “Virus” tomó el desafío de ser la primera banda de rock en cruzar la cordillera y brindar su show frente a 25 mil personas en el Estadio Nacional de Chile.
El grupo era completamente novedoso. Desde sus inicios entendieron la importancia de la comunicación y la visualización de la música. Crearon una estética y un vestuario propio; siempre dinámico, desde las prendas del cuero y apariencia punk hasta los colores y los disfraces. Una liberación absoluta a la imaginación y una obsesión por lo detalles para presentar show integrales para escuchar, ver, bailar y divertirse. Julio Moura recuerda que en el Teatro Olympia utilizaron 15 vestuarios bajo una planificada coreografía.
Tras grabar “Virus Vivo” en el Estadio Obras Sanitarias (1986), casi sin descanso comenzaron a trabajar en el siguiente álbum. Durante la grabación de “Superficies de Placer” (1987) Federico Moura contrajo una neumonía. Por la severidad que tomaba la enfermedad y antecedentes previos, el médico le recomendó realizarse un test de HIV, el cual lamentablemente resultó positivo. El shock de la noticia fue absoluto en la banda, se especuló cancelar todos proyectos e incluso disolver la banda; pero la fuerte voluntad de Federico se impuso para no abandonar el camino iniciado en 1979. Marcelo Moura debió comenzar a tomar las riendas como vocalista principal


Tan sólo historias llenas de amor
tomadas, de mi silencio interior
En 1988 se grabó “Tierra del Fuego”, pero la delicada salud de Federico solo le permitió participar en dos temas: “Un Amor Inhabilitado” y “Lanzó y Escuchó”. Bajo la continua influencia del New Wave, Dark Wave y Pop rock grabaron 10 temas. A fines de noviembre se terminó el proceso de mezcla en Estados Unidos; semanas más tarde, el 21 de diciembre Federico Moura falleció. La presentación del disco se demoró hasta 1989.
PH: Wikipedia - Ep0calipsis
Como vocalista y principal imagen pública, Federico había mantenido siempre una postura humilde, no quería ser la estrella central; pero aún así su pérdida abrió una imposible de cicatrizar. Sus parientes, amigos y compañeros lo recuerdan como una persona muy inteligente, informado, carismático, irónico, frío y dulce a la vez, pero principalmente tímido en lo cotidiano. 
Otra de sus mayores virtudes fue su fuerza y perseverancia. En lo personal no era frío ni insensible, más bien lo opuesto. Además de cargó con las tragedias en su familia y las dificultades políticas del país, también enfrentó innumerables actos de discriminación por su vida privada. En aquellos años la homosexualidad no era ampliamente aceptada, la dictadura militar y las empresas mantenían posturas hostiles hacía la comunidad LGBT. La propia discográfica Sony le recomendó que orientación ocultara de género por temor a perder fans mujeres, pero además de rechazar la sugerencia, Federico volvió a su casa compuso el provocativo tema "Sin Disfraz". Años más tarde, cuando se conoció su delicada condición de salud debió afrontar las reacciones públicas sobre una enfermedad que era completamente desconocida y estigmatizante. Al no conocerse las formas de contagio era común evitar cualquier tipo de contacto físico. Aun así Federico no se rindió e intentó apoyar la banda. Cuenta la anécdota que llegó a cantar con 40 grados de fiebre solo por el placer y el compromiso con el show.
La presencia y partida de Federico Moura dejó una huella en toda la comunidad del rock. En 1989 se presentó oficialmente en el Teatro Coliseo el álbum “Tierra del Fuego”. Aquella mítica noche se presentaron espontáneamente artistas consagrados como Spinetta, Charly García, Andrés Calamaro, Gustavo Cerati, Patricia Sosa y Fito Páez para cantar y homenajear a Federico. En particular los integrantes de Soda Stereo tenían un apego especial, un eterno agradecimiento con todos los integrantes de Virus porque les habían ayudado a producir las primeras presentaciones, incluso prestándoles los instrumentos.


Vueltas que siempre di,
con el deseo de encontrarte
y te vi mirándome,
La terrible pérdida de Federico Moura impactó duro en banda, en medio del duelo debían encarar toda la re-organización. Dieron por terminado el contrato con la discográfica para realizar shows en forma independiente. Buscaron nuevos integrantes y reemplazos, pero no tuvieron éxito. Finalmente llegó la disolución. El show de despedida fue el 29 de septiembre de 1990 en el estadio de River como teloneros de David Bowie y Bryan Adams.
Pero lo que pareció inicialmente un final solo fue el lapso necesario para la cicatrización. En marzo de 1994 la banda reapareció en un pub en Lanús, y para sorpresa de todos, el lugar se explotó de jóvenes ansiosos por escucharlos.
Sin salir del asombro, meses más tarde, el 19 de noviembre volvieron a presentarse, pero esta vez en un escenario mayor: el “113° Cumpleaños de La Plata”, la ciudad que los vio nacer. En Plaza Moreno, junto a Soda Stereo, realizaron el cierre final frente a más de 120 mil personas que los aclamaron como si nunca hubieran dejado de tocar. Dos fechas, dos presentaciones que marcaron un antes y un después para la banda; la bocanada de aire que demostraba que el público ni Federico los había abandonado.
Encabezados por Marcelo Moura, la banda renació con Julio Moura y Daniel Sbarra en guitarras, Enrique Mugetti en bajo, Aitor Graña en batería y Patricio Fontana en teclados. En 2005 realizaron algunos cambios; Fernando Monteloene (teclados), Lulo Isod (batería) y Ariel Naón (bajo), reemplazando a Fontana, Graña y Mugetti. Más tarde en 2009 Lulo Isod dejó la banda para tocar con Ciro Pertusi, y fue substituido por Nicolás Méndez.
Durante esta segunda etapa grabaron cuatro álbumes: “Virus Vivo 2” (1997), “G” (1998), "Caja Negra” (2006) y “30 años de Locura” (2015); además del VHS “Chateau Rock” en 1992.



Fotografía de portada:Wikipedia - Yeli146

Archivado en:: , ,

0 comentarios