Pin It

Widgets

El Director de los Grandes Maestros de la Música

Visita La Plata | 18:45 | 0 comentarios

Desde sus orígenes a fines del siglo XIX la ciudad de La Plata se la pensó y creció como una Meca de la diversidad cultural, tanto en el aspecto popular como en el académico. Una virtud que se logró gracias al aporte de grandes artistas. Alberto Ginastera fue uno de ellos.

El 11 de abril de 1916 se dio a conocer el escrutinio definitivo de las primeras elecciones presidenciales con modalidad de “voto secreto”. Este mismo día nació en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Alberto Evaristo Ginastera, uno de los compositores de música académica más importantes de Latinoamérica. 
Descendiente de padres catalanes y genoveses vinculados al comercio, a los 6 años recibió su primer instrumento cómo regalo de Reyes Magos: una flauta que le cambió la vida para siempre. Su pasión fue instantánea y comenzó a concurrir a profesores particulares. A los 12 años fue admitido en el Conservatorio Alberto Williams, hasta que pudo ingresar al Conservatorio Nacional. A los 22 años, sin haberse graduado, escribió su primera gran obra, la Suite del Ballet Panambí, la cual llegó a estrenarse en el mismísimo Teatro Colón.
Su calidad cómo compositor y académico le mereció la “Beca Guggenheim” para estudiar en Estados Unidos bajo la tutela de Aaron Copland, uno de los artistas de música clásica más importantes del momento. Pese al éxito y renombre que fue adquiriendo en EEUU y Europa, su vocación aun se encontraba en el sur, dónde debía compartir y difundir sus conocimientos.


PH: Annemarie Heinrich - 1960
Ni bien regresó a la Argentina formó la Liga de Compositores, la Facultad de Música de la Universidad Católica y la Escuela de Altos Estudios Musicales del Instituto Di Tella. Pero sin duda su mayor obra fue el actual Conservatorio Gilardo Gilardi en La Plata (1949), la primera institución dedicada al estudio musical en la Provincia de Buenos Aires. Por pedido del gobernador Víctor Mercante, ésta debía cumplir con dos premisas elementales: accesible para personas con o sin conocimientos musicales previos, y que las mismas egresen con niveles de calidad internacional.
El ambicioso proyecto no tardó en ponerse en marcha. El 18 de mayo de 1949 abrió sus puertas en una vieja casona de avenida 7 entre 55 y 56, luego se mudarían a las cercanías de Plaza Rocha. Para ingresar había que ser mayor de 15 años, quienes cursaban el “ciclo inicial” o el “ciclo superior” según el nivel de conocimientos previos que tenían. Desde entonces los egresados poseen un gran vínculo con el Teatro Argentino, y en su momento también con el Anfiteatro Martín Fierro.Annemarie Heinrich
A principios del siglo XXI la sede principal se mudó al Palacio Servente, calle 12 y 524, cumpliéndose el sueño de Ginastera “Un magnífico edificio rodeado de jardines y una sala de conciertos”. Además, fiel a la idea fundacional de expandir el estudio musical a toda la sociedad, el Conservatorio Gilardi es la única institución pública del país que aplica el “Método Suzuki” para enseñar música a niños y niñas desde los 4 años. 
El esquema planteado en La Plata pronto germinó por todo el territorio bonaerense. Cerca de 40 Institutos de Educación Terciaria de administración provincial nacieron bajo el esquema propuesto por Alberto Ginastera.

Si bien tuvo un rol fundamental en la construcción y consolidación de las academias musicales argentinas, jamás dejó su rol de compositor y profesor. Fue maestro de Astor Piazzolla, Mauricio Kagel, Gerardo Gandini, Waldo de los Ríos, Alcides Lanza, Jacqueline Nova, Mesías Maiguashca, Blas Emilio Atehortúa y Alicia Tercian, entre otros.
Además entre cientos de egresados del Conservatorio Gilardo Gilardi se encuentran grandes figuras cómo: José Luis Basso (director en la Ópera de Paris), Andrés Máspero (Director del Coro del Teatro Real de Madrid), Paula Gallardo (Directora de coro y pianista en Roma) y Dante Anzolini (Director de Orquesta en Boston, EEUU); entre muchos otros.

Alberto Ginastera incursionó por numerosos géneros y estilos musicales, desde el folklore argentino hasta óperas, ballet y composiciones para películas. Sus tres óperas más conocidas son: “Don Rodrigo” (1964), “Bomarzo” (1967) y “Beatrix Cenci” (1971).
En 1973 el grupo de rock progresivo-sinfónico “Emerson, Lake and Palmer” realizó una adaptación del Cuarto Movimiento de su Primer Concierto para Piano de Ginastera, pista que se incluye en el álbum “Brain Salad Surgery” con el nombre de Toccata. 

En 1968 Alberto Ginastera regresó a Estados Unidos, y dos años más tarde se mudó a Ginebra. El rumbo político-cultural ultraconservador del gobierno era demasiado opuesto con sus proyecciones artísticas. Mientras que en EEUU y Europa premiaban la opera “Bomarzo”, en Argentina el dictador Juan Carlos Onganía la censuró por “indecente” (Decreto 8276 de 1967). En contraste, el estreno en EEUU fue todo un éxito. Según las crónicas de la agenda United Press, el público ovacionó de pie durante 10 minutos. Incluso aquella noche había acudido el vice-presidente norteamericano Eugene Rostov y otros altos funcionarios de la Casa Blanca.
Recién en 1984 la obra llegaría al Teatro Colón, pero su autor había fallecido autoexiliado el 25 de junio de 1983.

Pese de los sucesivos esfuerzos de los gobiernos de-factos para censurar la apertura cultural y la imagen de Alberto Ginastera, el gran maestro cosechó reconocimientos en Argentina y el Mundo. 
En 1989 recibió Premio Konex de Honor, post mortem. También fue nombrado miembro de número de la Academia Nacional de Bellas Artes. Y en la ciudad de La Plata su nombre está grabado en la Sala Principal del Teatro Argentino.
Además el Gobierno de Francia lo galardonó con la Orden de las Artes y las Letras.  La Universidad de Yale lo desingó como Doctor en Música. También fue nombrado como miembro de la Academia Brasileira de Música, de la Facultad de Ciencias Artes Musicales de la Universidad de Chile, y de la Academia de Artes y Ciencias de Boston.


PH Portada: Instituto Di Tella - CLEAM - 1962


También te puede interesar:
- Inaki Urlezaga, el maestro del Ballet en los Escenarios
- Facundo Cabral, el Mensajero de la Paz
- Virus, el Rock Transgresor de los 80

Archivado en:: , , ,

0 comentarios