Pin It

Widgets

Platenses en el Mundial de 1930

Visita La Plata | 0:23 |

El 15 de julio de 1930 la Selección Argentina hizo su debut en el Primer Mundial de Fútbol organizado por la FIFA. Si bien el torneo tuvo muchas curiosidades poco agradables, fue un hito dentro de la historia del deporte. Uno dónde cinco de los protagonistas están ligados a la historia de los clubes platenses.

En 1929, durante el Congreso de Barcelona, se definió la sede de la primera gran competición internacional de fútbol. El país elegido fue la República de Uruguay en homenaje al Centenario de su Constitución Nacional. Esto se logró gracias al respaldo de la delegación Argentina, sepultando las aspiraciones de Italia. Además ambas selecciones rioplatenses llegaban siendo las favoritas. Juntas venían de liderar los torneos olímpicos y las primeras Copas América (Sudamericana). Además compartían una intensa rivalidad forjada por los torneos de la Copa de Caridad Lipton.
Para estos años la mayoría de los jugadores profesionales se desempeñaban en los clubes locales. De este modo, de los 22 convocados, tres eran jugadores activos en Estudiantes de La Plata y en Gimnasia y Esgrima de La Plata.

Oriundo de Trenque Lauquen, Manuel “Nolo” Ferreira nació el 22 de octubre de 1905. A los 16 años debutó en la primera división del  "Foot Ball Club Argentino" de su ciudad natal. Al poco tiempo, en 1924, tras un partido amistoso con Estudiantes de La Plata, negoció el traspaso al equipo pincharrata. Esto marcó un antes y un después en su vida porque también fue su oportunidad para ingresar a la Universidad Nacional de La Plata.
Siendo parte de la “Línea de los Profesores”, no solo era un delantero mortal; sino que también destacaba por su capacidad de liderazgo. Conocido como “El Piloto”, mantenía la visión del juego, distribuía la pelota, brindaba el ejemplo e impartía el apoyo moral. Estas características no solo le abrieron el camino hacía la Selección Nacional, sino que además fue el Capitán.
Por si no fuera poco, previamente, con la casaca albiceleste obtuvo los campeonatos sudamericanos de 1927 y 1929. También fue capitán y entrenador del plantel que participó de los Juegos Olímpicos de Ámsterdam (1928), dónde se obtuvo la primera medalla de plata en fútbol.
Dentro del Mundial de 1930 disputó 4 de los 5 partidos. Un hecho curioso y muy ligado a la identidad de los clubes platenses, es que se ausentó del partido contra México para poder rendir un examen final en a Facultad de Derecho. 
En total, a lo largo de su carrera, disputó 21 partidos con la celesteyblanca convirtiendo 11 goles.

Sin dudas Francisco “Pancho” Varallo es una de las grandes leyendas del fútbol nacional. Nació el 5 de febrero de 1910 en la localidad de Los Hornos. Tras jugar en el Club Ferro Carril Sud, como su padre y tíos, en 1928 debutó en las filas de El Lobo, Gimnasia y Esgrima de La Plata. Su habilidad como goleador  brilló en sintonía con la Edad Dorada del equipo, el cual se consagró Campeón en 1929. Durante tres años jugó 64 partidos convirtiendo 30 goles. Luego del mundial también se transformó en el máximo goleador de Club Boca Júnior, hasta que fue superado en 2008 por Martín Palermo, otro platense.
Su debutó en el Mundial fue frente a Francia como delantero derecho. Pero su primer gol fue contra México el 19 de julio, cuándo el seleccionado venció 6-3. Lamentablemente se lesionó durante en el partido contra Chile. Recién pudo volver al campo en la gran Final contra Uruguay.
En total participó en 4 enfrentamientos. A lo largo de su trayectoria jugó 15 partidos para la Selección, realizando 6 goles, tres de ellos vitales para obtener el Campeonato Sudamericano.
Siendo el jugador más joven de toda la competición, tuvo la posibilidad de ser convocado para viarios torneos y amistosos de a Selección Argentina. También tuvo un importante rol dentro del Campeonato Sudamericano de 1937.

Alejandro “El Conejo” Scopelli Casanova nació el 12 de mayo de 1908 en nuestra ciudad. Sus primeros pasos los dio dentro del Club Estudiantes de La Plata, pasando directamente de la Cuarta a la Primera División en 1926. Durante siete años jugó como delantero en la “Línea de los Profesores” convirtiendo 135 goles en 184 partidos (amateur + profesional).
Su debut dentro del Mundial fue en el partido con frente a Francia. Jugando como centro delantero por derecha, marcó un gol contra a Estados Unidos. 
En total participó en 9 partidos del Seleccionado, entre torneos y amistosos, dónde realizó 4 goles. También tuvo un importante rol dentro del Campeonato Sudamericano de 1937.

Finalizado el Mundial Uruguay 1930, otras dos de las figuras dejaron su huella en los clubes de La Plata. El legendario delantero Guillermo Antonio Stábile, el primer goleador argentino y el primero en recibir el Botín de Oro, fue entrenador de Estudiantes de La Plata entre 1940 y 1941. En paralelo Stábile fue el DT de la Selección Nacional durante 19 años, en los cuales se consagró campeón en 7 oportunidades.
Por su parte el centrodelantero Attilio Demaría llegó a Gimnasia a fines de 1930 como refuerzo temporal. Oficialmente solo jugó un partido con el Lobo, en el torneo de 1931 frente a San Lorenzo. Pero fue una pieza vital en la gira internacional de 1931 convirtiendo tres goles al Marino (ESP), y uno contra el Real Victoria (España), el Fortuna (Alemania), Sparta Praga (República Checa), Benfica y Vasco Da Gama (Portugal).

Lamentablemente toda esta la generación de futbolistas fue víctima del complejo escenario político-gubernamental nacional e internacional. Una época dónde el apogeo de los totalitarismo ejercía mucha presión en las decisiones deportivas mediante amenazas a los jugadores y boicot a las competencias internacionales. Pero esto no evitó que una y otra vez la Selección Argentina se vaya forjando un nombre y una identidad entre las mejores formaciones del mundo.


PH Portada: Edición en base la fotografía obtenida por El Gráfico en el Mundial de 1930.


https://www.visitalaplata.com.ar/2019/12/ayudanos-crecer.html

Archivado en:: , , , , ,