Pin It

Widgets

Plaza Olazabal

Visita La Plata | 12:54 | 0 comentarios


Ubicada en la intersección de las avenidas 7 y 38, fue bautizada en 1901 con el nombre del Coronel Félix Olazábal, quien participó en la campaña libertadora de los Andes y en la guerra de Brasil. Aun así su principal monumento y decoración tematiza la importancia del campo y la forestación.


El espacio verde se encuentra divido en dos partes por el cruce de la avenida 7. 
Sobre la franja sudoeste se encuentra una pérgola y el monumento principal: “La Ganadería”. Este último fue realizado en mármol de carrara por el escultor francés Raymond Rivoire. Fue instalado en 1942, luego de haber sido previamente emplazado en Plaza Moreno (1914) y posteriormente en el Parque Castelli. Con un estilo clásico, consiste en una mujer reposada mientras sostiene espigas de trigo como si fuera un niño. A sus pies pueden observarse también racimos de uvas y otros productos agropecuarios.



En el plano de la ciudad la plaza se destaca por ser uno de los dos espacios verdes que mutaron y fueron fraccionados por el cruce una avenida. Aun así no perdió su belleza y esplendor. La amplia riqueza forestal le otorgan múltiples colores y áreas de sobras durante el verano.
Su pérgola, las escaleras, árboles y área de juegos infantiles la convierten en una excelente opción para los vecinos y transeúntes que buscan un espacio abierto de distensión y conexión con la naturaleza, aun estando a pocas cuadras del microcentro.



Este espacio homenajea al Coronel Manuel Olazábal, uno de los primeros cadetes que se reclutó a las filas del General San Martín. Lo hizo el 7 de enero de 1813, una semana después de haber cumplido los 13 años. Su destreza y compromiso lo llevó a ser portaestandarte y Jefe de Escolta durante la campaña de diciembre en Montevideo al mando del General Alvear.
Siendo ya parte del Ejército de los Andes en 1815 forjó un profundo vínculo con el General San Martín, quien lo habría considerado casi como un hijo; pero uno de carácter fuerte y por momentos indomable. Cuentan las anécdotas que tras insulto del Capitán José Melian, el joven Olazábal lo desafió a un duelo en pleno campamento. Al enterarse el General, mandó a llamar a su joven subordinado para arrinconarlo y advertirle sobre el castigo que reciben los camaradas que se enfrentan a duelo bajo su mando. Ni lento ni perezoso el joven oficial respondió: "El Teniente Olazábal sabrá cumplir la pena que su General le imponga. Pero nadie ha de faltarle el honor de un soldado del General San Martín".
Finalmente el enfrentamiento lo ganó el Capitán Melian, pero Manuel Olazabal recibió una moneda de oro por parte de un anónimo.



Otras notas que te pueden interesar:

Archivado en:: , , ,

0 comentarios