Pin It

Widgets

Día Mundial del Turismo

Visita La Plata | 21:00 |

El 27 de septiembre se celebra el Día Mundial del Turismo en homenaje a la creación de la OMT. La situación sanitaria aun golpea fuertemente al sector, el cuál tardará en recuperarse de la pandemia. Pero poco a poco el horizonte se hace visible llevándonos a valorizar las riquezas turísticas de cada región y sector.

La ciudad de La Plata no nació particularmente con el objetivo de ser una urbe turística, pero el avance de su propia historia e identidad la convirtieron en una gran fuente de una riqueza cultural, académica e histórica. De este modo adquirió y desarrolló una gran cantidad de espacios y actividades dignas de ser visitadas por miles de turistas. Cada día es más frecuente escuchar personas circulando mientras hablan portugués, inglés, francés, alemán o japonés.

    

Ser la "Ciudad de Los Tilos", una "Ciudad Verde" o la "La Ciudad de Julio Verne" no solo debe ser un orgullo, también es un compromiso con la higiene, la salud pública y la buena convivencia con el medioambiente. Somos una de las grandes ciudades con más árboles por habitantes, lo cual genera muchas ventajas. Pero debemos mantener responsabilidad de cuidarlos y fomentarlos, de la misma manera en que lo hicieron nuestros primeros funcionarios públicos y habitantes de la ciudad.
En la actualidad se desarrollan turismo botánico por diferentes espacios verdes, talleres de cultivo orgánico y se fomenta el turismo rural en las quintas y viñedos de la región. Y con ansias se espera la reapertura de BioParque La Plata para continuar enseñando y aprendiendo sobre la complejidad e importancia del cuidar el medioambiente.

        

A esto debemos sumar una impecable urbanización, arquitectura y parquización de las plazas. Es imposible no quedarse un poco maravillados ante la presencia de la Catedral Inmaculada Concepción o del Palacio MunicipalCaminar por las ramblas, protegidas por los inmensos árboles, hasta toparse con grandes parques o pacíficas plazas. Empatizar con las decenas de esculturas públicas realizadas por artistas de renombre internacional, algunas originales y otras réplicas de ejemplares icónicos de la historia universal. Literalmente hablando, el solo salir a caminar puede convertirse en una gran aventura.

      

Ser conocidos como la “Athenas de Sudamérica” o la “Oxford de Sudamérica” por ser el hogar importantes centros de estudio/investigación, también es una responsabilidad. Normalmente son miles los turistas que llegan a nuestras calles para participar de Congresos o recorrer los museos. Por eso nuestra obligación es cuidar los espacios educativos y científicos. Gracias las extensiones de la UNLP tenemos el mejor museo de Ciencias Naturales de Latinoamérica, un Complejo Astronómico de última tecnología, un hotel-escuela, una red de museos y bibliotecas con valiosos documentos históricos.

      

También La Plata, junto a Berisso y Ensenada, es una región policultural; un crisol para el desarrollo del actividades y artes en todas sus expresiones. Esto no es casualidad ni una consecuencia mágica ocurrida de la noche a la mañana. Por el contrario, es una particularidad como consecuencia de la propia historia de la región, muy ligada la inmigración y a las políticas sociales de integración. Son tres urbes prácticamente construidas por migrantes, quienes encontraron un pacífico hogar que los recibió con los brazos abiertos. Y con el paso del tiempo no solo continuó la costumbre, sino que también se perfeccionó creando colonias, becas, espacios de fomento y lugares de encuentro.
La Fiesta Provincial del Inmigrante, el Bon Odori, la Quema de Muñecos, el Año Nuevo Chino, Inti Raymi, La Plata Baila Tango, el Cumpleaños de la Ciudad y Provincia Emergente solo son algunos de los ejemplos que movilizan decenas de miles de personas todo los años. Son la consecuencia de habernos consolidado como una ciudad abierta e integradora de todas las corrientes étnicas, etarias, religiosas y políticas.

    

Se nos puede acusar de ser demasiados localistas, de fanfarronear por nuestros jardines y palacios de gobierno. Incluso nos pueden señalar por tener nuestra propia jerga del español rioplatense (micro, pollajeria, rambla). Y está bien, tal vez exageramos un poco... ¿Pero acaso está tan mal amar a nuestra ciudad, cuidarla, promoverla y querer verla siempre florecer? 
Recapitulando. Tenemos una de las mejores Universidades de Latinoamérica, centros de investigación de nivel internacional, maravillas arquitectónicas que nada le tienen que envidiar a los palacios europeos, una riqueza forestal-ambiental urbana pionera en un mundo que corre contrarreloj hacía el ambientalismo, Reservas Naturales, una amplia costa rioplatense, uno de los más modernos estadios de fútbol del país, teatros con excelente calidad acústica, obras de arte por doquier, clubes deportivos de nivel internacional y hasta una larga cadena de sucesos históricos y mitos¿Está mal sentirnos tan orgullosos de nuestra región? ¿Está mal querer compartirla con el Mundo, mientras seguimos aprendiendo de él?


Estos dos últimos años (2020-2021) están dejando profundas heridas en todos los que trabajamos en el sector turístico (instituciones, agencias, guías, hotelería y página de difusión). Pero también es una oportunidad para aprender y valorar lo que tenemos. Cuidar nuestra ciudad, levantar nuestra bandera y mejorar nuestro Hogar. Para qué cuando vuelva la plena normalidad, podamos tener un espacio público más lindo que nunca. Que nuestras plazas brillen. Que nuestros monumentos se alcen no vandalizados. Que los pasillo de los museos y bibliotecas vuelvan a llenarse de visitantes, junto a los teatros y bares. Porque para construir una verdadera Ciudad Turística, primero tenemos que ser nuestros propios fans y promotores.

      

No necesitamos el reconocimiento de la UNESCO para poder mejorar en estas metas, cómo se ha pretendido en el pasado. Solo necesitamos ser conscientes y colaborar con nuestro propio grano de arena. Respetar el trabajo del personal de limpieza y parquizado. Acompañar los show de nuestros artistas locales (actores, modelos, músicos, escultores, escenógrafos, cineastas, etc). Cuidar la arquitectura y murales, en vez de graffitearlos. Visitar nuestros casi 100 museos y salas históricas, cuándo puedan reabrir.
Tenemos una ciudad hermosa gracias al trabajo y cuidado de todos. Digna de desfilar por las galerías del mundo, de presentarse como un centro turístico internacional. Pero somos todos nosotros los encargados de mantenerla y embellecerla todos los días un poco.

Por eso, más que nunca en este complicado 2021, con un particular reconocimiento a todos los colegas del sector...

¡¡¡Feliz Día Internacional del Turismo!!!


Por favor, NO te olvides de suscribirte a nuestro canal de Youtube Visita La Plata. Es gratis y ayudarías mucho en el desarrollo de este proyecto autónomo.


      

    
  

https://www.visitalaplata.com.ar/2019/12/ayudanos-crecer.html

Archivado en::