Pin It

Widgets

La Primera Radio Universitaria del Mundo

Visita La Plata | 14:38 |

Era el 5 de abril de 1924 cuándo una señal de ondas con amplitud modulada surcó el aire de la ciudad; la prestigiosa Radio de la Universidad estaba al aire. La primera emisora AM pública del país, y la primera estrictamente universitaria en el mundo.

La Reforma Universitaria de 1918 había dejado en claro la importancia de los proyectos de extensión. En 1920 estudiantes la Sociedad Radio Argentina inició la primera programación radiofónica. El siguiente paso lo brindó el Presidente de UNLP Benito Anchorena, cuándo el 22 de noviembre de 1923 presentó al Consejo Superior el proyecto para crear una emisora oficial. Aquél día afirmó:

“A la Universidad de La Plata le corresponde la iniciativa de haber empleado una estación radiotelefónica no sólo como excelente elemento de enseñanza e investigación para la Radiotécnica sino también para fines de divulgación científica, o sea, como elemento de extensión universitaria (...). De tal modo, al par que desarrolla una obra completa de difusión cultural, sirve para vincular más aún la Universidad con el medio social en que actúa, devolviendo con ventaja al país el esfuerzo que la Nación realiza para sostenerla".

En menos de seis meses la idea se materializó en el Salón de Actos del Colegio Nacional Rafael Hernández. Ese día se transmitió la apertura formal del ciclo lectivo y se realizó un homenaje al fundador de la UNLP el Dr Joaquín V. Gonzalez.


En sus orígenes la radio funcionó con el indicativo LOP en una longitud de onda de 425 metros y en una frecuencia de 685 kHz. Dos aulas y el salón de actos del Colegio Nacional habían sido reacondicionados para la planta transmisora.

Tras doce años de éxito, el 16 de abril de 1936 adoptó su actual identificación: LR11 frecuencia de 1390 kHz, Amplitud Modulada. Gracias a su antena de 1000 wats, la actividad universitaria salió de las aulas. Se difundieron todas las conferencias de extensión universitaria y de cultura artística, audiciones y conciertos.
Con el paso de los años los diferentes Directores fueron marcando una impronta, consolidando los contenidos, democratizando la administración y mejorando los recursos técnicos. Con la llegada del Dr Ricardo Levene en 1933 se formó la Comisión de Transmisiones Radiofónicas. Durante los siguientes años y direcciones se forjó un perfil de difusión policultural y científico. Nacieron programaciones y grillas específicas, transmisiones deportivas, e incluso por las noches se leían cuentos infantiles.

Solo en 1936 se difundieron 249 conferencias de Extensión Universitaria, dictadas por profesores de la UNLP, y más de quince actos oficiales y audiciones musicales.

Los años 60 fueron una edad de oro para la radiofonía. La UNLP volvió a ser autónoma, su contenido se diversificó y llegaron grandes personalidades. La Radio Universidad era un espacio consolidado, de referencia y que construía su propio archivo histórico, uno de los más importantes del país.
La biblioteca sonora de LR11 Radio Universidad es prueba del esplendor que llegó a tener con las entrevistas, discursos y charlas de grandes figuras: Marechal, Neruda, Unamuno, Borges, Storni, Maurois André, García Marquez, Eva y Juan Perón, Albert Sabin, Julián Maria, Alfredo Palacios e Hipólito Irigoyen; entre muchos otros.

  
También es en este año que la radio se muda al primer piso del edificio de la Biblioteca de la UNLP, frente a la Plaza Rocha, y se instala en la residencia que hasta entonces ocupaba el casero del establecimiento.
La emisora tiene su sede, desde 2019, en el Centro de Producción Multimedial del remodelado Edificio Sergio Karakachoff, en calle 48 entre avenida 7 y calle 6, en La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, luego de que sus estudios funcionaran durante décadas en un inmueble de Plaza Rocha.

Lucha contra la Censura
Lamentablemente la Radio quedó por fuera de la persecución política y la censura que cubrió al país luego del golpe de 1930. Luego de pasar años intervenida, en junio de 1944 suspendida por el gobierno dictatorial de Edelmiro Julián Farrell. El sielencio se mantuvo durante casi una década, cuándo el Congreso Nacional aprobó la primera ley de radiodifusión en 1953, durante la presidencia de Juan Domingo Perón. Una semana más tarde volvieron las transmisiones regulares, aunque con un contenido más concentrado en los actos públicos que se realizaban en la ciudad y provincia. En paralelo miles de profesores debieron abandonar sus funciones por no conciliar con la ideología del momento.
El nuevo golpe de estado de 1955 trajo un nuevo manto de oscuridad. Cuatro mil de estudiantes y profesores fueron expulsados durante la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu.  Y finalmente el decreto 4161 ordenó el fin de las transmisiones.
La década de oro de los años 60 no fueron necesariamente sencillos. El propio Director Dr Julio Sager debió enfrentar dos veces a los comandos de las FFAA (azules vs colorados). Finalmente el Golpe de Estado de 1966 supuso una nueva escalada de represión y censura en todas las universidades del país. La nueva intervención redujo las emisiones a la repetición de comunicados oficiales, musicalización, entretenimiento y publicidad.
El nuevo retorno a la democracia de 1973 fue un suspiro, pero no bastante corto. La libertad y el retorno de los contenidos solo se mantuvieron durante el fugaz gobierno de Héctor Campora. Al nuevo interventor de la UNLP, Rodolfo Agoglia, decidió cambiar el nombre por el de “LR11 Radio Eva Perón, Universidad de La Plata” (Res. 600 Expte. 100 - 4353). La nueva gestión amplió a 18 horas diarias las transmisiones, con un perfil más informativo y orientado al público de los barrios. La contracara fue la alineación dentro de una línea editorial vertical según las necesidades del Poder Ejecutivo Nacional. Peor aun, la Emisora se transformó en un foco de interés para diferentes movimientos armados que se disputaban el ingreso por la fuerza para difundir manifiestos.
El extremo de la represión y la censura llegó con el Golpe de Estado de 1976. La dirección quedó bajo control militar. La censura alcanzó a todos los niveles, desde periodistas hasta artístas y científicos.  La fecha más fatídica llegó el 10 de julio de 1977, cuándo secuestraron Isidoro Oscar Peña, estudiante de ingeniería y operador técnico de la Radio. Se sabe que pasó un tiempo en el centro de detención clandestino “El Olimpo” y luego fue trasladado a “El Banco”, del cual jamás volvió. Una placa en la puerta de la Radio lo recuerda y espera.
La Guerra de Malvinas marcó la decadencia del proceso militar y el inicio de una nueva democracia, una que llegaría para quedarse. La economía del país no era optima y los escasos recursos iniciales de la UNLP se necesitaban para reacondicionar/reabrir las facultades. Pero con más de 60 años de experiencia, los equipos salieron adelante haciendo uso de los mejores aprendizajes. LR11 Radio Universidad estaba al aire, totalmente plural, atrayendo nuevas voces, hablándoles a todos los públicos y brindándole micrófonos a quienes no tenían voz. Los ex Combatientes de Malvinas nucleados en el CeCim encontraron un lugar para narrar los dolores y reclamos. Los partidos políticos, las facultades, el deporte, la música popular y alternativa, la gente, los platenses; había comenzado una nueva era, una nueva edad de oro, una que aun perdura.


https://www.visitalaplata.com.ar/2019/12/ayudanos-crecer.html

Imágenes: Libro "Radio Universidad Nacional de La Plata - 85° Aniversario, 1924-2009. Toda una vida"

También te puede Interesar:

Archivado en:: ,