Pin It

Widgets

Día del Respeto a la Diversidad Cultural

Visita La Plata | 19:47 | 0 comentarios

Hace 526 años los pueblos de América y Europa se reencontraron. Definitivamente no fue de la mejor forma, pero fue el inicio de un nuevo camino que se perfecciona continuamente. El respeto por la diversidad cultural, y su consecuente integración, han hecho avanzar la civilización humana. La ciudad de La Plata es un ejemplo de ello, construida por inmigrantes que ayudaron a cimentar una nación. Una urbe y faro de conocimiento que crece cada día con las diferentes miradas de nuevo vecinos.

No hay fin de semana que en la ciudad no exista una amplia y diversa oferta de actividades culturales; desde grandes eventos como el “Bon Odori” y el “Año Nuevo Chino” hasta las Peñas de música Latinoamericana y las clases de danzas caribeñas.
Podría pensarse que es consecuencia del tamaño demográfico de una gran ciudad capital, pero el Gran La Plata con 900 mil habitantes está lejos del Ranking Mundial de población, dónde los conglomerados se cuentan en millones de personas. Aunque por otro lado se pueden contar por decenas las colectividades, las agrupaciones, casas y centro culturales que se vinculan a las continuas olas migratorias. Pequeñas o grandes, más o menos organizadas, la mayoría de las sub-culturas poseen un lugar de expresión.


Una diversidad cultural que late y se transmite continuamente por cada calle, avenida y diagonal; una que supera los estereotipos laborales y prejuicios xenófobos. Sea en las esculturas en madera y exposiciones de la identidad nativo-americana, los eventos anime, la inmensa oferta gastronómica o los ciclos de cine alternativos. Una convivencia e integración que se mantiene en el tiempo. Incluso hasta se han llegado a forjar nuevas costumbres, estilos e identidades. El histórico término platense "pollajería" no es más que el resultado de cruzar los dialectos españoles e italianos durante los primeros años de la fundación. 
El célebre escritor y filósofo de origen Dominicano, Pedro Henríquez Ureña (1884-1946), fue quien bautizó a la ciudad como “La Atenas de América”, luego de haber dictado clases en la Universidad Nacional de La Plata. Y no es de sorprender, la UNLP no solo es una de las Casas de Altos Estudios de mayor prestigio de la región, también se caracteriza por ser un Faro para la atracción y producción del conocimiento latinoamericano. Continuamente se impulsan Congresos, Seminarios, Charlas, Investigaciones e Institutos de Investigación Latinoamericanos. A nivel mundial es una metrópoli del conocimiento latino.


Tal vez parte de la multiculturalidad que se vive en la ciudad se deba a sus mismos orígenes. Fundada en 1882 con el objetivo de completar la federalización y pacificación del país, sus cimientos y edificios fueron construidos por inmigrantes europeos. Las inmensas columnas de la Catedral o la mismísima Municipalidad de La Plata poseen la mano de los primeros italianos y españoles. Gran parte de las más hermosas esculturas y fuentes que decoran la ciudad son producto de artesanos del viejo continente o de estudiantes que han aprendido de aquellos. Incluso los mismos ideólogos de la fundación como Dardo Rocha y Pedro Bonoit, como Masones activos, fueron promotores y partidario de erigir la ciudad como un gran epicentro policultural.


Desde entonces las calles platenses crecieron con incontables aportes y conocimientos. Augusto Cárdich (Perú), descubridor del “hombre de lauricocha”. Francisco Salamone (Itallo-Argentino), arquitecto de múltiples Palacios Municipales de Argentina. Virpi Sinikka Niemelä (Finlandesa), astrónoma de reconocimiento internacional por sus estudios en estrellas binarias masivas y estrellas Wolf-Rayet. 
Atraer estudiantes a los diversos espacios de educación conlleva a la producción de nuevos conocimientos, descubrimientos y renombres. Ampliar las costumbres culturales (gastronomía, música, danza, ferias) maximiza la oferta de actividades y colabora en la producción de nuevas alternativas. El mismo crecimiento demográfico en toda región colabora con la expansión social, productiva y económica de la ciudad. Hay nuevas granjas y novedosos sabores en los platos locales. Cada fin de semana la música encuentra incontables géneros, desde el folklore nacional y rock hasta ritmos caribeños u orientales. El respeto y la integración multicultural en su máxima expresión.

La integración de los pueblos americanos y europeos no comenzó precisamente con el pié derecho; pero si dejaron un camino, oportunidades y aprendizajes (contemporáneamente correctos e incorrectos). Aprender de ellos y continuar con la integración cultural, la apertura de ideas y el trabajo conjunto son una alternativa que al menos en la región del Gran La Plata han dado prósperos resultados.





También te puede interesar:

Archivado en:: ,

0 comentarios