Pin It

Widgets

El Arquero Divino

Visita La Plata | 2:46 |

En la esquina sur de la Plaza Moreno hay una emblemática figura que apunta su arco hacía la profundidad del cielo. Durante mucho tiempo se ha dicho que su objetivo es una cruz o el resetón de la Catedral, como un acto de venganza masónica contra la iglesia. Pero su verdadero objetivo por el cual tensa sus músculos es historia que comenzó en la Antigua Grecia.

El padre de esta obra es Troiano Troiani, quien nació en 1885 en la ciudad de Udine (Italia). Sus principales influencias artísticas eran Auguste Rodin (padre de la escultura moderna) y de Émile Antoine Bourdelle (precursor de la escultura monumental). Y en 1910 recibió una beca del gobierno argentino a cambio de transmitir sus conocimientos escultóricos.
Poco antes, en 1909 Émile Bourdelle había presentado una de sus obras maestras bautizada como “Heracles el Arquero”, la cual comenzó a ser replicada para las principales ciudades y museos del mundo. A su vez esta escultura esta basada en los relatos mitológicos griegos y en un grabado hallado el Templo de Afaya (Egina - Grecia). Obsesionado con esta obra de arte, Troiano Troiani se puso a trabajar en su propia versión de Heracles, también conocido como Hércules.

Realizada íntegramente en bronce con una técnica de modelado "Tipo Rodín", el héroe se presenta como una muy atlética figura masculina que utiliza toda su fuerza para tensar el arco. Si se presta atención a su rostro se puede apreciar también la concentración y resistencia mientras apunta al cielo a la espera del momento exacto. Tiene tensos y firmes los músculos del brazo, las piernas y del torso. Además por su abdomen se puede apreciar que incluso está conteniendo la respiración para evitar hasta el más mínimo movimiento en falso.
Según el Licenciado Eduardo Migo, en su análisis “El Arquero”, resalta que “la figura en su conjunto manifiesta un triángulo sumamente estable, que es la base del armado visual”. Además “sus ángulos están también tensionados, pareciera que fuera a estallar por sus vértices” siendo ésta una resolución utilizada muchos siglos atrás por los artistas griegos. “Desde todos los ángulos que se la mire, la obra es sumamente armoniosa y activa”. “Se contempla el instante en donde la acción y el tiempo se detuvieron”, concluye el Migo.

¿Un símbolo masónico?
La obra fue terminada en 1924 y comprada por la Municipalidad de La Plata, pero curiosamente pasó más de 45 años circulando entre depósitos y salas. Recién en diciembre de 1970 fue colocada en su lugar actual. Tristemente a los pocos días sufrió el primer acto vandálico, cuándo alguien se robo el arco. Esta acción se proyectó en el tiempo alimentando el mito de que en realidad es un símbolo masónico en rechazo a la Catedral y la religión católica. Para empeorar las cosas, si uno pasa junto a la estatua puede tener la impresión de que apunta hacía el templo. Incluso se afirma que se plantó un árbol en el medio para impedir que el arquero apunte contra Cristo.

Pero este mito tiene dos incoherencias fundamentales. En primer lugar el Arquero Divino fue instalado durante la gestión municipal del Interventor Militar Coronel Franco A. Icazatti, en el marco de las dictaduras militares de Onganía-Levingston-Lanusse. Es decir que era un periodo de alta opresión social y política, por ende las decisiones de este tipo estaban en manos de personas castrenses, católicas y muy probablemente anti-masónicas.
Pero el aspecto más débil de la leyenda es la propia ideología e historia de la masonería platense. Tanto la Ciudad como la Catedral fueron impulsadas por la masonería de fines del siglo XIX. Y más aun, el fundador Dardo Rocha, quien donó el campanario de las torres, descansa en la crípta del templo católico como elección de su propio hijo. Entonces vale preguntarse porqué el arquero buscaría profanar uno de sus mayores logros y el lugar de descanso de uno de los grandes líderes del movimiento. No tiene sentido.

¿A qué le apunta el Arquero?
Antiguo Mosaico Romano.
PH: De Luis García, CC BY-SA 3.0
Siendo la escultura más conocida de Émile Antoine Bourdelle, inspiración del posterior arquero de Troiani, todo comenzó con un encargo del financiero y mecenas Gabriel Thomas. Esta primera pieza de bronce buscaba representar una de las doce misiones que tuvo que cumplir Hércules para saldar sus ofensas. El fabuloso éxito de esta imagen llevó a que encarguen grandes réplicas para las principales ciudades y galerías del mundo.

Según el mito, la Diosa Hera, quien estaba celosa de Alcmena y Hércules, hizo que este último tenga un episodio de locura dónde mató a su esposa, sus hijos y dos sobrinos. Cuándo Hércules recuperó la cordura y vio lo sucedido, huyo al exilió. Años más tarde fue encontrado por su hermanastro Ificles, quien lo convenció de concurrir al Oráculo de Delfos. Tras un largo viaje, la sacerdotisa le ordenó que regrese a Micena para que el Rey usurpador Euristeo le dé una serie de peligrosas misiones que lo llevarían hacía el cumplimiento de su penitencia.
La sexta misión de este viaje era expulsar las Aves del Estínfalo. Estos peligrosos pájaros tenían picos, alas y garras de bronce; por lo cual eran casi invulnerables a las flechas. Además sus excrementos eran venenosos para cultivos. Y por si no fuera poco, al ser carnívoras solían alimentarse del ganado y de los pobladores.
Heracles se dirigió el pantano de Estínfalo, dónde habían anidado. Para su sorpresa, se encontró que había muchas más aves de las esperadas y que su legendaria fuerza no le servía porque la bandada protegía sus puntos débiles al no volar.
De pronto apareció la Diosa Atenea, quien le entregó un cascabel para hacerlo sonar desde lo alto de una colina. Al escuchar este ruido las aves se asustaron y emprendieron vuelo. Esto le permitió a Hércules lanzar sus flechas, una tras otra, derribando sus peligrosas presas. Aun así era una tarea muy difícil. Las plumas de bronce eran un excelente blindaje que dejaba pocos puntos débiles. Es decir que debió combinar su fuerza con la puntería  y la velocidad. Finalmente se quedó sin flechas y la bandada huyó a la Isla de Ares, supuestamente su mentor y protector, dónde volvieron a ser vistas por los Argonautas.


https://www.visitalaplata.com.ar/2019/12/ayudanos-crecer.html

Archivado en:: , , ,